SANT ANTONI GLORIOS

[  CRONICA DE LA NIT DE FOCS I DE DIMONIS A CA’N SALAS ( NA SERRA) 15.1.2000  ]

El cronista ,que suscribe estas lineas ,no sabía como narrar el relato de la jornada vivida por la expedición rotaria el pasado día 15; pero fiel a la promesa de escrupulosidad y exactitud que había prometido, en la última reunión del día 12 , y emulando el sagrado derecho que acoge a los periodistas, ( perdón por la petulancia ), transcribo a continuación, «fil per randa» lo acontecido.

 Había consultado,con antelación, la meteorología de la fecha en cuestión, a través de prensa y en el canal 21 del Satelite Digital. Los augurios no eran buenos, confirmados por una pertinaz lluvia durante toda la noche del día 14 y buena parte del día 15.

Los contactos con la autoridad competente para , en caso necesario, avisar con antelación y en su caso, suspender y/o aplazar el acto, fueron constantes.

 Al fín Sant Antoni Glorios, negoció con Junipero Serra, para que sus émulos pudiesen partir sin problema hacia el «miting point» ubicado en el  Paseo Marítimo, frente al club de Mar, donde nos esperaba la esplendida aeronave de «Aerolineas Florit» .

En el control de embarque todo el mundo transpiraba alegría  ¡Enem de Fogarons…..!

 Muchos acudieron con su «careto» habitual y otros decidieron pedirlo prestado. Momentos de vacilación y duda. ¿ Mira que si le doy dos besos a alguien que va disfrazado y luego resulta que no es de los nuestros …..? pensaba algunos de los asistentes.

Aclaradas las dudas y todos con sus imágenes respectivas, decidimos el embarque.

El piloto más serio que, cuando nos dicen que la declaración de la renta nos sale positiva, se limitó a darnos las buenas noches, y como no tenía las cartas de navegación demasiado claras, tuvo que ayudarle el  comodoro Tolo Riera que le dijo » Cap a Manacor…..», fue suficiente.

 Los expedicionarios nos acomodamos como pudimos en los amplios y confortables sillones de la aeronave. Algunos pensaron al oir eso de » póngase cómodos», que iba en serio y se quitaron hasta las botas…….

 Como la compañía no tuvo la delicadeza de invitarnos , como es habitual a unos cacahuetes , y como la temperatura no aconsejaba minilatas de refrescos, la organización en la persona de Marisa, tuvo la delicadeza de repartir café con leche calentito ( tengo dos ampollas en los dedos de aguantar el vaso de plástico ), pero Pancho…. no seas tan malo…..

Algún caprichoso, quería un descafeinado, otro solicitaba sacarinas y alguno por el fondo solicitaba tímidamente si había algo para mojar ( entiéndase madalenas o similar).

 El piloto que iba cuesta arriba, manejaba la aeronave con destreza y las cabezadas por las pequeñas turbulencias del asfalto y la bondad del café con leche, no hicieron ninguna mella en la expedición que, previamente había ayunado para poder afrontar las ya célebres hazañas gastronómicas rotarias.

 Llegada sin problemas a nuestro lugar de destino. Allí nos esperaba el «Follow me» del «amo de ses magranes», que por medio de señales lumínicas, para no caer en los charcos del camino, nos acompañó al lugar del evento . Donde, fuimos recibidos con la gentileza que es habitual en María, sa madona de «Sa posesió», y por sus invitados. A los que íbamos con el careto prestado les costó un poco más el reconocernos , pero al final, todo parabienes……..y bienvenidas.

 En lugar predominante, DORFEL JOCHEN y  FRAU DORFEL DANIELA, con sus amigos alemanes, uno de los cuales ante la perspectiva de la máscara y seguramente porque en Transilvania el demonio así se representa, vino con el careto de Conde Drácula……..

Una vez  desembozados de las respectivos y sofocantes máscaras, conocimos a los invitados de Jochen.Rotario él, de Wuppertal , no faltaría más……..( Creo que hay en esa ciudad una agencia de viajes que organiza viajes relámpago para ir a visitar a los afortunados Kromberg, a la isla más bonita del mediterráneo). Malas lenguas hablan de malestar en el R.C. Wuppertal ya que que Jochen pone los dientes largos a los socios de ese club… se rumorean peticiones de traslado………

 Se enciende la espectacular hoguera, y bajo la sombra de los árboles de la terraza cuyos frutos eran minidemonis, estábamos todos ávidos de acontecimientos. De entrada sangría, y hasta que no se cayó el dimoni en la hoguera, era la señal,  no aparecieron sin rubor las cocas de espinagada…buen inicio.

A continuación, lomo, longanizas y butifarrons , todo ello para acompañar el pan payés. Y prestos ,a los foguerons, a » torrar » y a degustar los excelentes manjares con los que nos obsequiaba Toni Salas y familia.

 Después ensaimada y café los que quisieron, y sobró para un regimiento…..Los comensales en número de ciento y pico, quedaron complacidos.

 Antonio empezó a repartir unos cuadernillos de glosas para posteriormente ser cantados.

 Tras una pequeña reunión para organizar la aparición en escena de Sant Antoni, salió el Santo acompañado de los diablos, familia Ayerra, familia Kromberg y amigos, los Rosés, y la sensacional Adriana , ataviados con sendos caretos al uso y un grupo musical de guitarra, flauta, castañuelas y voces .

 Y empezaron las glosas, con el acompañamiento musical y con el coro de entusiastas aficionados cantores que compartieron «en vivo» y hasta el final, todas y cada una de las estrofas de las mismas.

 Las primeras, religiosas, a continuación las relativas a peticiones al Santo, harina , buen tiempo, encontrar esposa , proteger de enfermedades, etc..hasta las cuarenta y una……  A partir de esta, las lúdico-festivas , y a partir de las diez siguientes las picaro-cachondísimas. Existe a disposición del que lo solicite por escrito, y con las tasas correspondientes, el texto completo de las mismas.

 Entre tanto María, solícita donde las haya, repartía copitas de «herbas», «dolças o seques», y para los más atrevidos, » dolças y seques» .

Mención aparte merece el anfitrión, Antonio Salas, exultante de satisfacción y participación en el acto, y que por lo visto lleva celebrando hace ya muchos años. Detalle aquel, que no pasó desapercibido para el cronista, y factor esencial para que una celebración de esta envergadura, tenga el éxito asegurado. Enhorabuena Toni, María y Toniet. Este último, por cierto, se desvivió en todo momento para complacer a todos los amigos de sus padres.

 El que suscribe, y ante el estado del terreno de juego, pesado por la lluvia que había caído, no quiero pensar que fuese como en San Mamés,  que encima lo habían regado ( es broma), repito que el cronista mostraba preocupación porque en los zapatos, botas y botines de los expedicionarios, se había ido depositando una capa de barro de un espesor de un centímetro. Ello significaba que al entrar en la flamante aeronave podíamos mancillar su impecable aspecto, y que además no contábamos con instrumentos «ad hoc», para limpiarnos los pinreles.

 Llegó la hora de la despedida, en la que agradecimos no sólo la invitación y trato, sino el gran rato que nos habían echo pasar los anfitriones.

 Y hacia Palma se ha dicho…., cierto retraso en varios expedicionarios, que se acababan de despedir…. y entramos sigilosos ante la atenta mirada del comandante. Un breve y escueto, «buenas noches», y en marcha….

 Manacor, luego sobrevolamos Villafranca, y aquí desconozco si por las turbulencias del tiempo o por la inquietud del piloto, la aeronave cabeceaba ritmicamente. En este instante Francisca, quiso efectuar un intercambio, no de los comentados en la última sesión rotaria, y sacó lo que pudo y lo que no sale en los escritos, hacia el único lugar que tenía frente a ella, que era la salida de emergencia. Pepe Milián y esposa, expertos viajeros ( no les gusta sentarse en los asientos coincidentes con dicha salida), salieron por ello, indemnes de la avalancha…….

Pobre Francisca, lo pasó ciertamente mal. Iba comentando,» la culpa la tienen las hierbas, la mezcla de dulces y secas…..»Por fortuna tuvo a su lado dos improvisadas enfermeras que intentaron aliviarla en lo posible. María Rosa que le aportaba bolsas y bombas de achique, para dar abasto a la riada y Maya  que le aportaba brisa mediante un cuadernillo de glosas y colonia.

Al mismo tiempo María Rosa intentaba distraerla mediante bromas, y cambios de conversación tales como, » tranquila no han sido las hierbas, por aquí aparecen fideos…..»

 Conociendo a mi parienta, que el oir una simple arcada le descompone, cada vez que se giraba hacia mí, esperaba un resultado parecido al de Francisca. Pero supo aguantar estoicamente y vencer su fobia.

Calmada la primera situación. El problema era si tuviésemos que emplear las salidas de emergencia……

Para mí que el comandante, cabreado por el trabajo extra que le venía por adecentar su aeronave y dejarla en perfecto estado de revista, volvió con la tontería de los cabeceos y «torna y tornemi», pero esta vez teníamos preparada una gran bolsa de EUROCARNAVALES que daba para mucho ( me quejaré a la compañía , pensaba yo, debería haber en estos vuelos comarcales bolsas antimareo, algún día viajaremos de pié…..)

 Tal como pudieron las sufridas enfermeras atendieron a Francisca, cuyo semblante era más bien lívido.

 Pero tranquilos, todo estaba en su sitio, la bolsa cerrada, los equipajes seguros y Palma a la vista.

 Pero, ete aquí que al Comandante Mc Guiver, se le ocurre poner los alerones de golpe, y la bolsa de Eurocarnavales, cae de su ubicación y se abre, los cuernos rojos de María Rosa que estaban ubicados en el porta equipajes caen en el pastel, acompañados de un par de cuadernillos de glosas, y un paraguas que se tambalea. Despelote, indecisión, y risas nerviosas, a todo esto Francisca juraba y perjuraba, que no mezclaría jamás dos hierbas……..

Este mal sueño, sobre todo para Francisca ,acaba con la llegada al Paseo Marítimo. Los expedicionarios salen raudos, y por la salida de emergencia salta el intrépido Tolo Riera, su agilidad le facilita no caer en el pastel.

 Llegado nuestro turno de salida, Maria Rosa y un servidor, hazarados comentan al conductor : «Perdone, ha habido un pequeño contratiempo, una señora se ha mareado durante el viaje y hay un poco de porquería en la parte de atrás.» No nos atrevimos a más……

 Mc Guiver cierra los ojos y «flastoma «.Ni siquiera nos contesta a nuestro gentil : Buenas noches.

 San Antoni  Glorios

dejau-vos de monsergas

que i sigui un any venturos

i guardar-nos de mezclar herbas

Deja una respuesta