rss

Emergencia en Pakistán (Unicef)

Las inundaciones producidas en el norte de Pakistán, las peores registradas en los últimos 80 años, han provocado una grave crisis humanitaria que ya afecta a 15 millones de personas; 7,5 millones son niños. Los brotes epidémicos relacionados con la falta de agua potable, como la diarrea y el cólera, amenazan seriamente la vida de millones de niños. Los próximos días son críticos para asegurar la supervivencia de la población.

La escasez de fondos pone en peligro la operación de ayuda de UNICEF en Pakistán

UNICEF advierte de que la grave escasez de financiación está poniendo en peligro su operación humanitaria en Pakistán. El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia está extremadamente preocupado por la falta de fondos para proseguir con sus operaciones para garantizar la distribución de agua y servicios de saneamiento, ya que millones de niños están en situación de riesgo de contraer enfermedades transmisibles por el agua.

En términos de número de afectados, esta emergencia es mayor que la del tsunami, Haití y el terremoto en Pakistán juntas, tal y como afirmó Martin Mogwanja, Representante de UNICEF en Pakistán. En estos momentos, «la provisión de agua potable y saneamiento adecuado es clave para la supervivencia de millones de personas afectadas por las inundaciones en Pakistán», valoró.

«UNICEF está distribuyendo suficiente agua potable para 1,3 millones de personas todos los días, pero aún hay alrededor de 5 millones que necesitan los mismos servicios. Necesitamos urgentemente aumentar la distribución de agua. Si no somos capaces de hacerlo, por falta de fondos, las enfermedades transmitidas por el agua, como el cólera, la diarrea y la disentería, comenzarán a extenderse y a cobrarse más vidas entre a la población afectada, especialmente a los niños, ya débiles y vulnerables a la enfermedad y la malnutrición», añadió Mogwanja.

Pakistan

El Gobierno de Pakistán estima que unos 20 millones de personas han resultado afectadas por las inundaciones, y según la ONU, al menos 15 millones se han visto seriamente afectadas, de los que la mitad son niños.

Los pobres, los más afectados

UNICEF está preocupada por el hecho de que las inundaciones han alcanzado a «los más pobres de entre los pobres», a aquellos que lo tienen más difícil para sobrevivir a las duras condiciones actuales.

Los principales problemas son las enfermedades transmitidas por el agua, las infecciones respiratorias agudas, las enfermedades de la piel y las tasas de malnutrición, que ya eran antes de las inundaciones peligrosamente altas en muchas regiones que ahora están afectadas.

La polio es una enfermedad endémica y el sarampión continúa siendo una amenaza, valora UNICEF, que, junto a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Gobierno paquistaní, está realizando vacunaciones contra la polio y el sarampión en los centros de ayuda. UNICEF también está suministrando una solución de rehidratación oral, un tratamiento basado en métodos caseros contra la diarrea, aunque advierte de su escasez debido a los pocos fondos que se han recibido hasta la fecha.

Más información en www.unicef.es

Enviar comentario

Disculpe, debe iniciar sesión para escribir un comentario.

338 queries. 0,550 seconds.